Puertas y ventanas blindadas para mayor seguridad

| | ,

No hay dudas que la seguridad de nuestro hogar es muy importante, de modo de permitir que nuestra familia viva tranquila. Para ello debemos asegurarnos de incluir los materiales indicados para la carpintería de la casa (puertas, escaleras, etc.), que deben tener algunas características que los conviertan en piezas claves para sentirnos protegidos, sobre todo cuando hablamos de las puertas de ingreso al hogar y de las ventanas.

En caso que estés planeando renovar estos elementos o estás proyectando tu nueva casa, puedes guiarte por las puertas blindadas y ventanas de seguridad que presentamos a continuación, ya que seguro te permitirán a ti y a tu familia vivir con mayor tranquilidad.

Puertas acorazadas

Las más seguras son las puertas acorazadas, ya que tanto su estructura como el marco que va fijado a la pared son de acero. Para que brinden una mejor estética al lugar, se las puede revestir tanto en el interior como en el exterior con paneles decorativos, que le permitan combinar con el resto de la carpintería.

Este tipo de puertas cuenta con un conjunto de seguridad muy completo, ya que posee cerradura de seguridad integrada, blindaje central, cerco de acero y sistema de giro reforzado y protegido. Además de su resistencia a los golpes, estas puertas son ideales para aislar el ruido, el frío y el fuego.

En caso que no quieras cambiar tu puerta, pero deseas mejorarle la seguridad, una buena solución es añadirle una cerradura y pomo de alta seguridad, además de una llave incopiale que si bien son más caras, la inversión vale la pena. También se le pueden agregar varios puntos de cierre independientes entre sí, y reforzar las bisagras.

Ventanas de seguridad

En caso que quieras reforzar la seguridad de tus ventanas, una buena alternativa es la colocación de rejas o persianas. En cuanto a las primeras son ideales para las plantas bajas, pudiendo optarse por la forja o el aluminio.

Por otro lado, las persianas se recomiendan para casas independientes o adosadas, más allá que también son utilizadas en plantas bajas o áticos. Las ideales son aquellas de aluminio que cuentan con un sistema de auto-bloqueo, ya que no permiten ser forzadas o levantadas.

Sin embargo, estos elementos se hacen innecesarios si contamos con ventanas de vidrios multilaminares, ya que estos si bien no son irrompibles, no permiten que las personas puedan atravesarlos. Estas ventanas están constituidas por un tipo de cristales unidos con láminas de seguridad, que por más que sean rotos los vidrios dañados quedan pegados a las láminas, hecho que convierte a la ventana en una malla elástica imposible de atravesar.

Otra de las opciones son los vidrios combinados de seguridad, que también se caracterizan por prevenir lesiones al mismo tiempo que brindan un mayor aislamiento acústico y térmico para la casa.

Previous

Decoración con materiales naturales

Decoración del recibidor: un espacio protector

Next

Deja un comentario