Reparación y mantenimiento de paredes y ventanas

| | , ,

Muchas veces algunos defectos de construcción y el paso del tiempo pueden causar problemas que afectan el buen funcionamiento y aspecto de la vivienda. Por este motivo es necesario que cada 3 o 6 meses se revise tanto el interior como el exterior, con el objetivo de comprobar que todo está en perfecto estado.

Dentro de la casa generalmente son las paredes y los cerramientos (puertas, ventanas y persianas), las que dejan en evidencia con mayor facilidad todos los defectos que presenta la vivienda. Por este motivo a continuación te damos algunos consejos para que puedas solucionar los problemas que aparezcan en tu casa.

Reparación de grietas

En caso que te encuentres con grietas grandes y profundas, lo mejor es taparlas cuanto antes para que no se extiendan. Para arreglarlas no se requieren grandes obras, solo basta con abrir la grieta, rellenarla con fibra, aplicarle una venda y pintar.

En algunos casos una pequeña reforma o un fuerte portazo provocan la aparición de grietas muy pequeñas, que parecen rasguños. Ante esto lo que se puede hacer es taparlas usando bandas tapagrietas autoadhesivas o de mezcla de yeso. Posteriormente se deberá alisar la pared para luego pintarla o empapelarla.

Reparación de esquinas

Las esquinas son de las zonas que se encuentran más expuestas a golpes, roces y otro tipo de daños, por lo que son propensas a sufrir un gran desgaste. Para lograr que recuperen su forma original se las puede reparar, para luego protegerlas colocando un esquinero exterior.

Si bien un esquinero exterior es una alternativa rápida y económica, no resulta ser lo más aconsejable desde el punto de vista estético. Los mismos están disponibles en diferentes colores y se pueden acoplar a la esquina elegida mediante fijaciones interiores. La obra requiere de una pequeña reforma donde se debe picar el lugar, insertar la pieza metálica, rematar y por último pintar.

Reparación de ventanas

Es muy importante que las ventanas se cierren correctamente, ya que cuando esto no sucede se producen filtraciones de aire, lo que provoca una pérdida de calor o frío que puede llegar al 30 por ciento. Para aislarlas una de las opciones es colocar un burlete alrededor de la ventana. Sin embargo, cuando existen rendijas entre el marco y la pared, lo que se debe hacer es insertar fibra de vidrio con el objetivo de sellar los agujeros.

Reparación de persianas

Es común que los modelos más viejos de madera presenten problemas de filtración de aire, hecho que genera pérdidas de calor o frío, que conlleva a un gasto extra de energía eléctrica. Por tal motivo se hace necesario encontrar una solución para esto, la cual podría ser (en caso de no querer cambiar la persiana) forrar el interior con fibra de vidrio, para luego aplicar una capa de impermeabilizante que cierra cualquier poro natural de la madera.

Previous

El encanto de la decoración estilo folk

Nuevos espacios en la decoración del hogar

Next

Deja un comentario